- Destacados, Economía, Política, Sindicatos y Movimientos sociales, Transporte

Diputados con UTA: Piden un Acuerdo Politico en Santa Fe para Conseguir los Fondos que No aporta MILEI

Los legisladores plantearon que el Gobierno de Maximiliano Pullaro tiene alternativas a mano para poder recaudar los fondos que dejará de enviar el Ejecutivo nacional, pero debe decidirse a afectar a los sectores económicos concentrados.

 

DIPUTADOS PROVINCIALES SE REUNIERON CON LA UTA DE ROSARIO Y APELARON POR UN ACUERDO POLÍTICO EN SANTA FE PARA CONSEGUIR LOS FONDOS AL TRANSPORTE QUE NO APORTA MILEI

Los diputados provinciales Carlos del Frade (Frente Amplio por la Soberanía) y Lucila De Ponti (Santa Fe Sin Miedo) encabezaron este viernes un encuentro con la seccional local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA Rosario) y resaltaron que, ante el ajuste impulsado por el Gobierno nacional, es necesario establecer un acuerdo político a nivel santafesino que consiga los fondos que dejará de mandar el presidente Javier Milei.

Los legisladores se acercaron hasta la sede de la UTA para escuchar la lectura de los trabajadores del transporte e intercambiar miradas sobre las posibles alternativas que pueden desarrollarse en el corto plazo. Según contó Del Frade, el gremio planteó que la situación actual se asemeja a lo atravesado durante la pandemia de coronavirus.

“En ese momento hubo muchos recortes de servicios urbanos e interurbanos de pasajeros. Los trabajadores están preocupados porque escuchan de parte del mundo empresarial las mismas frases que oían en esa etapa. Me parece que esa es la señal que nos tiene que poner en estado de alerta a todos los sectores”, expresó el diputado del Frente Amplio por la Soberanía.

En ese marco, adelantó que en los próximos días mantendrán también una reunión con organizaciones que representan a los usuarios, como las agrupaciones de estudiantes secundarios y universitarios y las asociaciones de jubilados. La idea es avanzar en un acuerdo político que se encolumne detrás del pedido de ejecución de determinadas herramientas, por parte del gobernador Maximiliano Pullaro, que permitan abastecer a las arcas provinciales.

A su turno, la diputada provincial Lucila De Ponti aclaró que en la reunión de este viernes no estuvo presente el secretario general de UTA Rosario, Sergio Copello, a causa de problemas personales, pero igualmente pudieron interactuar con otros integrantes del gremio, que les detallaron el panorama «complejo» que están atravesando.

“Obviamente están en una situación crítica por los distintos aumentos de costos y, sobre todo, la decisión del gobierno nacional de eliminar el Fondo Compensador del Transporte del Interior, algo que genera un desfinanciamiento enorme. Hay que tener claro que es un derecho, no un negocio orientado a la rentabilidad. Entonces, sin el aporte estatal es insustentable. Salvo que los usuarios carguen con todo el costo, algo que genera muchísima inequidad”, advirtió la legisladora.

 

HAY SALIDA: FALTA VALENTÍA

Ambos integrantes de la Legislatura resaltaron que el Gobierno provincial no está atado de manos, ya que puede desarrollar alternativas para evitar que los usuarios no tengan que hacerle frente a la totalidad del costo del boleto.

“Podemos cobrar Ingresos Brutos a 20 empresas. Nada más que 20, que si les cobrás un 5% lográs tener una masa anual de 600.000 millones de pesos, con lo cual tendrías para pagar lo que no paga Milei en el Fondo Docente y lo deja de mandar en el Fondo Compensador del Transporte”, explicó Del Frade.

En esa sintonía, expuso que además el Ejecutivo -con mayoría en ambas cámaras del Poder Legislativo- puede hacer «un impuesto a la bancarización que tiene hoy la provincia de Santa Fe y a las propiedades de más de 1.000 hectáreas».

Dichas iniciativas -dijo- requieren de un acuerdo transversal en defensa del territorio y de -sobre todas las cosas- valentía política para ejecutarlas más allá de la oposición de los sectores de poder económico concentrado.

Asimismo, Del Frade apuntó que el gobernador Maximiliano Pullaro está planteando a nivel nacional que se efectúe un impuesto a la riqueza, pero localmente -según el legislador- no actúa en concordancia. “Tiene que haber coherencia entre lo que se dice nacionalmente y lo que se hace en casa. No puede ser que siempre las grandes exportadoras no pongan ni un peso y la mochila pesada siempre caiga sobre la espalda de la clase media y los sectores populares”, enfatizó.