- Deportes, Locales, Noticias

Segunda derrota seguida de Central

Perdió 2-1 con Godoy Cruz en el Gigante

Luego de habérseles escapado el partido ante Boca a los dirigidos por el Kily hace una semana, el equipo estaba obligado a ganar versus un rival que hasta ahora no había podido lograr tres puntos. El partido arrancó bien arriba para Central, acorralando enseguida a la defensa tomba por ambos costados y con un Gamba encendido en los primeros 10 minutos ya merecía un gol. Sin embargo de tanto apretar dejaba desguarnecido atrás, donde sólo estaban los centrales en mitad de cancha , error cual el rival aprovechó en dos o tres contras que armó en la primera parte, en especial una clarísima que se perdió el nueve juvenil solo de cara al arco. El canaya intentaba una y otra vez pero no llegó a concretar.

En el segundo tiempo los locales perdieron el impulso que habían tenido los minutos previos y fueron a buscar el gol con pocas ideas. Tal es así que ante un error en el asedio se generó un contraataque letal para que Godoy Cruz quiebre el cero. Minutos despues Central logró el empate: tras otro fallido tiro libre del apagado Vecchio, Marco Ruben rescata de chilena una pelota que parecía perdida y le mete un centro a Facundo Almada, que justo estaba frente al arco para pegar el testazo. No obstante, la alegría duró poco, pues diez minutos después el bodeguero armó una contra conducida por Bullaude que filtró hacia el ingresado Salomón para sellar el tanto del triunfo mendocino.

Una vez más que Central no puede sostener el arco invicto, una vez más que los jugadores terminan exhaustos por un gran esfuerzo hecho durante el primer tiempo y en vano. Porque encima los que mas corren son los dos de mayor edad, y el Kily sigue tomándose el tiempo para sacarlos aprisa y poner jugadores frescos para renovar el ataque. Asimismo, sigue dejando en el banco a la alternativa natural que tiene Vecchio (hoy por hoy en baja física y futbolísticamente) y dejando para el tiempo de descuento las variantes, cargando de presión a los juveniles al tener que buscar el partido. Nueva derrota de un ciclo que parece estar llegando a su fin.