- Destacados, Nacionales, Noticias, Política

La Cámara de Diputados aprobó en general la ley Bases

La Cámara de Diputados, tras 21 horas de debate, aprobó en general el proyecto de ley ómnibus con que el gobierno de Javier Milei pretende revalidar su rumbo de desregulación de la economía, eliminación de derechos laborales, perjuicio a la industria nacional, jubilaciones, privatizaciones y disolución de organismos que fueron clave en la historia nacional.

Cerca de las 9 de la mañana, el proyecto reunió 142 votos a favor, 106 en contra y cinco abstenciones.

Los bloques que respaldaron la iniciativa fueron el oficialismo de la Libertad Avanza (LLA) en conjunto con el PRO de Mauricio Macri, Hacemos Coalición Federal conducido por Miguel Pichetto, y la UCR que responde a Rodrigo de Loredo.

Los diputados también discutieron el proyecto de ley “Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes”, que incluye la reversión del Impuesto a las Ganancias, cambios al monotributo y a Bienes Personales, un nuevo blanqueo de capitales y una moratoria impositiva, entre otras modificaciones.

Otro punto en tensión es el del Impuesto a las Ganancias, puntualmente, a la reversión de la cuarta categoría de este tributo, cuyo mínimo no imponible el Gobierno pretende colocar en $1.800.000 para trabajadores solteros y $2.200.000 para casados con hijos. El radicalismo está dividido respecto de esta propuesta del Gobierno y podría haber un batacazo en este sentido.

Artículo en duda

Mientras los discursos se pronunciaban, y en las inmediaciones del Congreso se desplegaba un operativo de seguridad, las dudas en los pasillos del Congreso giran en torno al artículo 3 de la mega ley.

En concreto, el artículo que se ubica dentro del capítulo de reformas del Estado habilita al Poder Ejecutivo, entre otras cosas, a disolver órganos, organismos de la administración central o descentralizada.

Luego de negociaciones con los dialoguistas se incorporó un listado de organismos que quedarían exceptuados. Entre ellos, la Anmat, el Incaa y el Conicet. Así, los libertarios cedían en el capítulo que en el debate de la “Ley bases I”, allá por febrero de este año, fue el principio del fin.

Fue en medio de la votación en particular de los incisos de ese tramo que el asesor todoterreno del presidente Javier Milei, Santiago Caputo, anunció en el bajo recinto de la Cámara, que el proyecto volvía a comisión. Es que el grueso del capítulo ya se había caído a pedazos.

De todas maneras, entrada la sesión, seguían las dudas. Estaba la opción de que el oficialismo acceda a modificar la redacción de la letra chica. De lo contrario, el artículo corría peligro de ser volteado al momento de la votación en particular.