- Cultura, Noticias

FRASES QUE ESTÁN DE MODA

Es increíble que no hayas escuchado, ” estoy estresado”, ” esto me estresa”,   ” no quiero estresarme”,    por supuesto muchas más    que son   un modismo hoy en día,  y todas ellas tienen la palabra  “estrés”  como núcleo. No recuerdo remontando un par de décadas  al pasado, haber escuchado  esta palabra. Como puede ser,  que hoy  sea tan común, claro, creo que las   generaciones  pasadas    somos   en   parte responsables  de este   estrés   del momento.   Vos   dirás    ¿  porqué ? Porque en cierta forma, se  les ha  dado todo servido, para que no sufran, para que no les falte nada, tratamos de darles todo a nuestros hijos, y no esta mal, solo que a veces deberíamos haber permitido que parte de lo que querían, se lo ganen, les cueste un poco, al obtenerlo ellos mismos son protagonistas, se fortalecen, les da una cuota de seguridad y de satisfacción, al lograr diferentes objetivos por ellos mismos. Al no dejarlos luchar, conseguir, conquistar, anulamos en ellos la habilidad  de crear, de buscar soluciones, de proyectar distintas maneras para alcanzar el deseo o sueño.

Al no permitir que desarrollen estas fortalezas en el carácter,  el resultado es el hoy  famoso ” estrés “. Dado que cuando llega a sus vidas una situación del índole que fuere, amorosa, física, laboral, familiar, al no poder resolver, por no saber, o por no querer pensar, debido a la falta de entrenamiento, hace que declaren que ” ESTAN ESTRESADOS “.

Lo que en la vida, tuvimos que  ganarnos todo lo que tenemos con esfuerzo y sacrificio, sirvió para ser entrenados en el día a día a resolver, a crear, a esperar,  es  por eso que no nos “estresamos”, seguramente nos cansabamos, pero al ver los resultados de lograr lo que nos proponíamos sentíamos una plenitud indescriptible. Creyendo haberles hecho un bien, les negamos la posibilidad de ser protagonistas de éxitos, logros y de tener adiestramiento en solucionar problemas,  y eso ”  Hoy los estresa”, que podamos revertirlo, comenzando  a comprar la caña, el anzuelo y enseñándoles a pescar y no a darles los pescados, así escucharemos menos esa odiosa y destructiva palabra,  ” estres”.

 

Nancy Aguilera Caviglia- Periodista