- Destacados, Locales, Medioambiente, Noticias

El municipio entregará esquejes de rosas en el parque de la Independencia

Los viernes 12 y 19 y el sábado 27 de julio, en dos horarios, se distribuirán gajos gratis para que rosarinas y rosarinos puedan plantar en sus casas.

Con motivo de la poda de invierno de los ejemplares de El Rosedal, el Municipio, a través de la Dirección General de Parques y Paseos de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, entregará esquejes para que vecinas y vecinos puedan plantar en sus domicilios. La actividad tendrá el viernes 19 de julio de 10 a 11:45, el viernes 12 de 14:30 a 16, y el sábado 27 de 10 a 11:45 (o hasta agotar stock, en cada uno de los días) en el emblemático espacio situado en el parque de la Independencia. Se suspende por lluvia.Los esquejes o gajos son una pequeña porción de los rosales que se limpian y preparan, luego de su poda, para poder obtener nuevas plantas. La entrega es gratuita y su objetivo es expandir la mística y el valor simbólico del Rosedal entre rosarinos y rosarinas.

Cabe remarcar que en los últimos días de junio, personal de la Escuela de Jardinería realizó tareas de bajada en altura, previas a la poda. Esas ramas fueron llevadas al invernáculo de la escuela, donde fueron preparados para ser entregados.

Ante cada invierno, los 7.500 ejemplares del Rosedal del parque de la Independencia demandan trabajos de poda para mostrarse en todo su esplendor con la primavera. Dicha poda se tiene que realizar indefectiblemente y en tiempo y forma ya que el proceso de crecimiento de las plantas necesita respetar las estacionalidades.

La época de poda es muy importante para la correcta floración posterior, que se da con la llegada de la primavera y se prolonga hasta la siguiente poda. Estos trabajos, llevados adelante por la Dirección General de Parques y Paseos que depende de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, se hacen en temporada invernal, permitiendo luego que cada especie tenga una refloración en distintas épocas del año.

La poda invernal se desarrolla respetando las características de más 7.500 ejemplares de rosas de 37 variedades distintas, plantadas durante la recuperación histórica del Rosedal.

La transformación del icónico espacio incluyó trasplante de arbustos para liberar zonas de plantación, nivelación de terreno y apertura de nuevos canteros, entre otras tareas. Para todo esto se necesitó un proceso de planificación intensa, reconstruyéndose su historia y fisonomía original.

Consejos para plantar los gajos:

– Identificar la base del gajo, las yemas deben mirar al cielo y los aguijones apuntar hacia abajo. Con una tijera pequeña, realizar un corte en la base en forma de cruz, esto favorece el desarrollo de las nuevas raíces.

– Para preparar la tierra, elegir una que sea rica en nutrientes, debe ser suelta. Lo ideal es usar sustrato: tierra buena con perlita y arena de río (puede incluir turba, pero no compost). Armar un pozo en la tierra con un palito o lápiz, al plantar el gajo, colocar 2 yemas bajo tierra (1/3 aproximadamente), y por lo menos 3 o 4 yemas tienen que permanecer sobre la superficie de la tierra.

– Cubrir el esqueje con una botella de plástico a modo de efecto invernadero.

– Los gajos deben tener luz, pero no sol directo, una o dos veces por semana humedecer la tierra sin mojar los gajos, las macetas deben estar a resguardo del viento, a los tres meses la planta echa raíces, dejar en macetas al menos 1 año, se deben podar durante el mes de julio.

Consejos para cuidar un rosal

Elección de lugar: a pleno sol. Las plantas deben estar bien hidratadas, para ello se sumergen totalmente en agua por 24 horas, así volverá a su estado natural y óptimo.

Plantación: cave los hoyos individuales de 60 cm de diámetro por 25 a 30 cm de profundidad.

Cuidados: se deberá podar la planta dejando solamente 3 o 4 yemas en cada rama.

Una vez finalizada la plantación, se debe regar con abundante agua para evitar que queden cámaras de aire entre las raíces y la tierra.

Luego, se debe regar al menos una vez por semana y, en época estival, al menos 2 veces por semana.

A los 15 días de la brotación se podrá utilizar un fertilizante nitrogenado a la dosis del marbete.

La poda de rosales debe efectuarse todos los años, entre los meses de junio y agosto, porque en ese momento la savia permanece en reposo. Con esta tarea cumplimos dos funciones muy importantes para la vida y belleza del rosal: la de rejuvenecimiento y la de formación de la planta.