- noticias transito

Portugal gritó Campeón ante Argentina en el Mundial de Futsal

Argentina lo intentó hasta el final con portero-jugador y con un palo de Basile a falta de unos segundos para el pitido final. Quizás la acción de Borruto pudo influir en la final. Eso no lo sabremos, pero si podemos decir que la selección peleó y lo intentó de mil maneras para quedarse a un paso de revalidar título.

Una buena defensa y varias intervenciones de Bebe le dan el título de Campeón de Mundo de Futsal a Portugal.

La primera mitad estuvo marcada por la acción de Borruto a Richardinho. El argentino le soltó un puñetazo en la boca del estómago, lo que le costó la tarjeta roja, dejando a su equipo con uno menos durante dos minutos. El único tanto del partido llegó en los últimos segundos del tiempo que Argentina estuvo con diez. Pany Varela mandó el esférico al fondo de la portería defendida por Sarmiento.

Argentina intentó recuperarse con varias acciones por las alas pero sin fortuna, se encontró con una gran muro defensivo.

Con ventaja numérica, los europeos se fueron en busca de la apertura del marcador. Ricardinho tuvo su chance, pero la pelota pegó en el palo. Más tarde, Portugal quebró el cero: Pany enganchó para dejar en el camino a dos rivales y se hizo el espacio para sacar un latigazo que se convirtió en el 1-0.

pero cuando lo hicieron, tomaron las riendas del juego y se abocaron a la búsqueda del empate. A partir de ese adelantamiento generaron chances claras, pero no lograron concretarlas y así se fueron al descanso abajo por la mínima.

La selección argentina salió a jugar el segundo tiempo decidida a lograr la igualdad. Tenía el control de la pelota, con la intención de cuidarse de las intercepción y las transiciones veloces del rival. Pero la intensidad se fue diluyendo y Portugal pudo emparejar las acciones hasta que, a los 8 minutos, hizo los méritos suficientes para llegar al segundo gol. Otra vez Pany, en esta ocasión con una impecable volea a la salida de un córner, fue el que puso a su equipo un paso más cerca de la consagración.