- Deportes, Nacionales, Noticias

Lluvia de goles y polémicas en el clásico platense

Gimnasia y Esgrima de La Plata y Estudiantes disputaron ayer el clásico de La Plata. Fue empate 4 a 4 en El Bosque. 

El Lobo y el Pincha jugaron un partido apasionante. Lo que parecía una gran victoria para los dirigidos por Néstor Gorosito finalmente terminó en tablas. Gimnasia comenzó perdiendo el encuentro pero lo dio vuelta gracias a dos tantos del Pulga Rodríguez (que había errado un penal). Pasquini logró el empate pero Brian Aleman cerró el primer tiempo 3 a 2.

En el segundo tiempo no bajó la intensidad. Nuevamente el Pulga marcó el 4 a 2, esta vez si convirtió el penal. Los hinchas del Lobo se ilusionaban con ganar el clásico, objetivo que no consiguen hace 11 años. Pero los dirigidos por el Ruso Zielinski no se dieron por vencidos y lograron empatar el partido de manera heroica.

A Estudiantes el empate le sirvió para asegurarse un lugar en la próxima Copa Libertadores (resta saber si irá a repechaje o entra en fase de grupos). Gimnasia, en cambio, quedó con un sabor amargo porque se le escapó la victoria que parecía asegurada.

Después del partido llegaron las polémicas: Leandro Díaz, delantero de Estudiantes, provocó a los hinchas del Tripero y Mariano Ándujar dijo que “es la primera vez que su hijo ve que le convierten un gol en un clásico”. El Pulga por su parte dijo que estas cosas son innecesarias porque incentivan a la violencia en el deporte y que iba a llamar a Leandro Díaz para “ver si pide perdón”.