- Destacados, Locales, Noticias, Política

Javkin y Monteverde se reunieron y definieron una campaña limpia y propositiva

En un hecho que resalta en el contexto político actual, el intendente de Rosario, Pablo Javkin, y el concejal Juan Monteverde, quienes se enfrentarán en las elecciones del 10 de septiembre por la Intendencia de la ciudad, mantuvieron este jueves una reunión cara a cara en el Palacio de los Leones. El encuentro tuvo como objetivo acordar una campaña electoral limpia y propositiva, buscando poner límites a maniobras que puedan ensuciar el proceso electoral.

La reunión, de una hora y media aproximadamente, también contó con la participación de la primera candidata a concejala de Unidos para Cambiar Santa Fe, María Eugenia Schmuck, y la líder de Ciudad Futura, Caren Tepp. Los cuatro protagonistas acordaron que, si bien la campaña puede incluir críticas, estas se llevarán a cabo dentro de un marco de respeto y con enfoque en las propuestas para la ciudad.

El encuentro entre Javkin y Monteverde se produce en un contexto en el que ambos candidatos son los únicos que quedaron en pie después de las elecciones primarias del 16 de julio, lo que los coloca en una disputa directa por la Intendencia de Rosario.

«Acordamos que sea una campaña limpia, de propuestas. Obvio, puede haber críticas, pero dentro de un marco de respeto, que es con la lógica política con la que nos hemos manejado hasta ahora», dijo al portal de noticias Rosario 3 unos de los participantes del cónclave.

La cita también refleja la relación política madura que Javkin y Monteverde se han mantenido durante los últimos cuatro años, permitiendo la gobernabilidad de Rosario y la ejecución de proyectos importantes para la ciudad, como la urbanización de Nuevo Alberdi.

En medio de un contexto nacional y provincial caracterizado por la división y la crispación política, el encuentro entre los dos candidatos a la Intendencia de Rosario se convierte en un símbolo de diálogo, consenso y respeto. Ambos expresan su compromiso de llevar adelante una campaña frontal pero propositiva, en la que se aborden los desafíos que enfrenta la ciudad y se busquen soluciones constructivas.

La reunión entre Javkin y Monteverde, además de su significado político, envía un mensaje sobre la importancia de una cultura de debate franco y honesto en la sociedad, en contraposición a la violencia y el delito. Ambos candidatos demostraron su compromiso con la ciudadanía y su disposición a trabajar juntos por el bienestar de Rosario, sin importar el resultado de las elecciones.