- Noticias, Política, Tendencias

¿De qué nos acusan los cínicos y entregadores?

Por Lorena Almirón, Secretaria General de ATE Rosario

Ante los descuentos de los días de paro por parte del gobierno de Omar Perotti vale la pena hacer una serie de análisis. La huelga no es el delito, ni debe castigarse con descuentos. Menos, a los peores salarios del sector más feminizado de la administración pública: asistentes escolares. El gobierno debe devolver los montos debitados. Y, la dirección provincial de ATE, debe organizar más asambleas provinciales que escraches a quienes peleamos por los derechos que ellos entregan con la lapicera.

ATE Rosario fue al paro en octubre en unidad con otros sindicatos del sector público. Lo hizo en reclamo de salarios dignos para todas las personas que trabajan en el Estado Provincial, porque el ofrecimiento del gobierno fue miserable ante una situación social crítica. Y frente a salarios que además de bajos, se devaluaron enormemente.

Quienes desde ATE Provincial sin llamar a una sola instancia deliberativa firmaron la paritaria, sostuvieron la verdadera ilegalidad perpetrada por el gobierno: la existencia de trabajadores y trabajadoras pobres que, pese a haber sostenido y seguir sosteniendo áreas esenciales en pandemia, no llegan a fin de mes.

Por eso hay cohesión entre ambos sectores. El gobierno, descontando a profesionales de la salud de SIPRUS la primera línea para la que se pedían aplausos ¿Recuerdan? y también descontando parte de la paga a los míseros salarios de asistentes escolares, el área más grande y feminizada. ¿Es justo que cualquier trabajador o trabajadora no llegue a fin de mes? ¿Es justo que encima quienes le ponen el cuerpo a los protocolos sanitarios allí donde transitan nuestros hijos e hijas sean castigados/as por exigir la dignificación de su salario?

La bronca por esta situación nos estalla a todos y todas. También la angustia. Pero lo que no vamos a tolerar es que quienes entregaron los derechos por los que salimos a pelear se hagan las víctimas de esta situación. Mucho menos que el Gobernador y las ministras de salud y educación se laven las manos ante tremendo desaguisado, ante tal injusticia que no tiene otra explicación que un disciplinamiento a quienes luchamos, acordados con las direcciones sindicales que les firman hasta una paritaria 0%.

Vamos a seguir la lucha unitaria, vamos a seguir construyéndola como nuestros detractores no se la bancan: con democracia. Tenemos memoria, tenemos coherencia y seguiremos en las calles reclamando no sólo por la devolución de los descuentos, sino por la cuestión de fondo que quieren tapar con los descuentos: que el gobierno de Omar Perotti sostiene áreas esenciales con trabajadores/as pobres y eso, en esta democracia, con nuestra Constitución Nacional, es inadmisible.