- Destacados, Locales, Noticias

Con múltiples propuestas Rosario dedicó un mes a promover el buen trato a las personas mayores

La agenda incluyó actividades de difusión y de sensibilización en espacios públicos, así como campañas publicitarias en medios de comunicación y redes sociales.

Durante todo el mes de junio las adultas y adultos mayores de la ciudad participaron de diversas actividades que buscaron visibilizar la problemática del maltrato que muchas veces sufren, al mismo tiempo que se difundieron mensajes claros destinados a toda la población sobre cómo contribuir al buen trato de las y los mayores.La propuesta se enmarcó en el «Día mundial de toma de conciencia del abuso y el maltrato en la vejez», que se conmemora cada 15 junio por iniciativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU), fecha a la cual la Municipalidad de Rosario adhiere, extendiendo la conmemoración a todo el mes.

La agenda de actividades dio inicio el lunes 3 con los «Puntos del Buen Trato», una jornada de difusión y concientización en diferentes espacios públicos, que se desarrolló de manera conjunta con centros de jubilados.

En tanto, el cierre tuvo lugar en la sede del Programa Universidad Abierta para Adultas y Adultos Mayores, dependiente de la Universidad Nacional de Rosario, donde adultas y adultos mayores, además de personas interesadas en la temática, pudieron participar de diversas charlas y paneles, música en vivo, muestra de obras artísticas, feria de libros, taller de creación textil, serigrafía, estampado y cine debate.

Con relación al abanico de propuestas desplegado, Nicolás Gianelloni, secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, expresó: “A lo largo de junio conmemoramos el mes del buen trato a las personas mayores, con una apuesta muy intensa en las diferentes áreas que trabajan con el Plan Cuidar como centros de salud y centros Cuidar, y en otros espacios como centros de Jubilados. Un trabajo que articulamos con otras instituciones como la Universidad Nacional de Rosario”.

Asimismo, el funcionario hizo referencia a la campaña comunicacional que se desarrolló en el mes del buen trato: “Difundimos los derechos de las personas mayores a través de una campaña que llegó a diferentes medios de comunicación con spots publicitarios que contaron con la actuación de personas mayores que participan de los talleres de teatro”.

Por último, el secretario destacó que el balance del mes fue muy positivo: “Podemos destacar cómo Rosario cuida a las y los adultos mayores y pensamos seguir profundizamos esta línea que prioriza los derechos y el cuidado dentro de las políticas públicas del municipio”.

Propuestas de sensibilización

Diferentes puntos de la ciudad fueron escenario de las actividades en cuyo transcurso desde la Dirección de Adultas y Adultos Mayores se difundieron folletos y otros materiales impresos con pautas que promueven la sensibilización de la ciudadanía.

Así, se desarrollaron dos jornadas en el marco del dispositivo itinerante Plaza de los cuidados. En el marco de las propuestas desarrolladas el jueves 13 en barrio San Martín (Distrito Sudoeste), Mercedes Álvarez, subdirectora del área, explicó que “el buen trato a las personas mayores tiene que ver con respetar sus derechos, tener en cuenta que son personas que pueden tomar sus propias decisiones y ayudarlos a transitar esta etapa de su vida con dignidad e inclusión”.

Por su parte, Norma y Carlos, que asisten a las actividades desarrolladas en los centros de Actividades para Adultas y Adultos Mayores (Caiam), valoraron todo lo que estos espacios les brindan.

Norma comentó acerca del Caiam: “Me sirve para no sentirme sola porque ahí festejamos los cumpleaños, recibimos el apoyo de los profesores y uno se siente como familia”, y agregó sobre su actividad favorita: “En el coro uno canta y el alma vuela, te olvidas de todo, es muy lindo”.

En tanto Carlos destacó también la importancia de encontrarse con otras personas en estos espacios. “Quienes vamos a los Caiam estamos muy felices con los talleres de la Municipalidad, porque ahí intercambiamos con otros adultos, compartimos unos mates, charlamos sobre cuestiones personales y no tan personales, es una forma muy distinta de socializar”, expresó, e incentivó a otras personas a sumarse: “Realmente lo recomiendo mucho”.

Gabriela Preedin, magister y trabajadora social, especializada en trabajo con personas mayores, estuvo a cargo de la charla sobre buen trato desarrollada el jueves 27 en el Centro de Jubilados Nicolás Avellaneda. En esa ocasión, desarrolló diferentes aspectos vinculados al envejecimiento y a la importancia de que las y los adultos mayores puedan defender su autonomía y capacidad de decisión.

“Envejecemos desde que nacemos, por eso es importante cuidarnos con la comida, hacer deportes, ejercicios mentales, y que las mismas personas las puedan elegir”, explicó Preedin, quien asimismo destacó la importancia de que las personas mayores “se hagan oír y que no tengan vergüenza”.

En relación a esto, comentó que en ciertas situaciones las personas mayores sienten “culpa de disponer de sus ahorros”, ya que son considerados parte de la herencia y, por ejemplo, “les da culpa hacer un viaje”. Ante estas circuntancias, enfatizó que “están en todo su derecho de decidir qué hacer con el dinero que ganaron trabajando a lo largo de su vida”, y agregó: “Que otras personas decidan qué hacer por ellos o ellas es un tipo de violencia”.

Décalogo del buen trato

  1. Preguntame antes de tomar decisiones que me involucren.
  2. Aceptá mis opiniones aunque no las compartas completamente.
  3. Solicitá mi ayuda si me necesitás, pero no antepongas tus necesidades a mis posibilidades y deseos.
  4. Reconocé que puedo y quiero vivir plenamente mi sexualidad.
  5. Acompañame por si necesito ayuda pero no me anules, todavía soy capaz de hacer muchas cosas.
  6. No me aislés ni permitás que yo lo haga.
  7. No utilicés conmigo la violencia verbal, física o psicológica.
  8. Colaborá para que pueda seguir luchando por mis sueños.
  9. Respetá mi derecho a seguir recibiendo educación y capacitaciones.
  10. Cuidame como querés que te cuiden.