- Deportes, Noticias

Con Di María encendido y la vuelta de Messi, Argentina le ganó a Ecuador y está en modo Copa América

La selección argentina derrotó este domingo a Ecuador por 1-0, en el primer amistoso de preparación de cara a la Copa América de Estados Unidos que comienza el 20 de junio. Con Lionel Messi en el banco, Ángel Di María se cargó el equipo al hombro y convirtió el único gol del partido.

Ecuador hizo jugar incómodo al equipo argentino en el primer cuarto de hora, con un tridente ofensivo sin un nueve fijo y la albiceleste mostrando algunas imprecisiones al salir jugando desde el fondo, aunque eso obedeció también a cómo el Tri se encargó de ocupar y tapar espacios.

El primer amistoso de los dos programados previos al comienzo de la Copa América le sirvió al técnico de Pujato para observar en la cancha a varios futbolistas que no son habituales titulares, como los defensores Gonzalo Montiel y Lisandro Martínez y los volantes Leandro Paredes y Giovani Lo Celso.

Di María ya definió de zurda y el arquero Galíndez, ex Central, no puede evitar el gol. (EFE)

Otra de las novedades estuvo en el ataque argentino, donde convivieron Lautaro Martínez y Julián Álvarez junto a Di María. De todos modos, no se comportaron como un “doble nueve” sino que, en general, el delantero del City se tiró más hacia las bandas o unos metros atrás.

Si bien el conjunto de Scaloni monopolizó la tenencia de la pelota, se neutralizaron mutuamente con el rival y el fútbol de Argentina no fluyó como de costumbre. La primera aproximación fue a los 20 minutos, tras una presión alta y recuperación de Lo Celso y un remate desviado de Fideo, que fue el capitán ante la ausencia de Messi como titular.

Sin embargo, la Selección mantuvo la calma y fue paciente para mover la bola e intentar desatar el nudo ecuatoriano. Una de las acciones más claras se dio a los 25, después de un doble rebote dentro del área y una media vuelta de Lisandro Martínez que el arquero Galíndez despejó con una gran reacción.

Pese a la buena labor defensiva del equipo de Félix Sánchez Bas, Argentina creció hacia la segunda mitad de la etapa inicial y volvió a avisar con un disparo de media distancia de Acuña, aunque no tuvo buena dirección y salió por arriba del travesaño.

La Selección logró quebrar el cero cuando mejor jugaba en ese primer tiempo. Con todo el equipo en campo rival, Di María condujo por izquierda, cedió para De Paul y picó hacia el área a buscar la devolución. La pelota primero pasó por Romero, que apareció en un lugar inusual y le dio una asistencia de lujo a Angelito, que no perdonó y estampó el 1-0.

Scaloni dejó pasar los minutos y a los 10 del segundo tiempo empezó a mover el banco para cumplir lo prometido: Messi, ovacionado como en cada estadio que visita, entró por Di María y Enzo Fernández por Lautaro, para dejar sólo a Julián como centrodelantero.

El campeón del mundo y del continente extendió su dominio en el complemento. Ya con Leo en cancha, tuvo más espacios que en el primer tiempo porque Ecuador salió del fondo en busca del empate y estuvo varias veces cerca de ampliar la diferencia.

Si eso no ocurrió fue en buena medida por las buenas respuestas del rosarino Galíndez, rápido para salir a cortar con los pies y también seguro para atajar. Y más allá de algún sobresalto cerca del arco del Dibu por desajustes defensivos o errores de salida, la Tri estuvo lejos del empate.

Argentina manejó el desarrollo a su antojo y pareció regular para cuidar un poco de piernas. Sin despeinarse, cultivó la paciencia en un encuentro que se le había presentado incómodo por el planteo ecuatoriano, golpeó en el momento oportuno y después supo administrar la ventaja hasta el final para no sufrir.

La selección, con algunos nombres alternativos, superó su primera prueba antes del comienzo de la defensa del título en la Copa América y el equipo le dio respuestas positivas a Scaloni, que todavía no cerró la lista de 26 apellidos para el certamen continental.