- Deportes, Destacados, Noticias

Argentina sufrió ante el duro Ecuador, fue a penales y otra vez apareció Dibu Martínez para pasar a semis

La selección argentina sufrió pero tras igualar 1 a 1 en los 90′, derrotó por penales a Ecuador y se metió en las semifinales de la Copa América. El partido fue mucho más duro de lo previsto y se debió esperar hasta los penales, pero con un gran Dibu, que atajó dos, y una definición precisa de Otamendi, La Scaloneta volvió a meterse en una semifinal de un torneo continental.

En los primeros minutos la selección albiceleste manejó el balón y buscó llegar con toques cortos pero Ecuador, bien parado atrás, no pasó zozobras. De hecho, los ecuatorianos tuvieron las mejores chances. Ya a los 5’ Caicedo remató débil tras una buena contra. Y unos minutos más tarde, Dibu Martínez salvó ante la entrada de Sarmiento y en el rebote Páez la mandó a las nubes.

La reacción de Argentina llegó recién pasados los 20’ cuando Nico González se filtró por izquierda y tiró un centro peligroso que rechazó la defensa ecuatoriana ante la entrada de Lautaro. El rebote le cayó a Enzo Fernández que no pudo resolver con efectividad. 5’ más tarde, el propio volante tuvo el tanto de apertura con un cabezazo que se fue al lado del palo izquierdo de Domínguez. Argentina, de a poco, iba tomando confianza.

Pasados los 30’, otra vez Enzo Fernández tuvo el gol en los pies tras una gran contra encabezada por Messi, pero el remate del volante fue enviado al córner por un defensor. Y de ese tiro de esquina llegó la apertura del marcador: Messi ejecutó con rosca al primer palo, Alexis peinó y Lisandro Martínez, entrando por el segundo palo, conectó de cabeza ante la estirada de Domínguez que la sacó de adentro. Gol y desahogo. Clave para abrir un partido que venía muy complicado. Así llegaron al descanso.

El complemento siguió siendo de trámite muy parejo con una Argentina que no se sentía cómoda pese a la ventaja. Y Ecuador que se animaba. Así fue que pasados los 15 y tras un córner, la pelota dio en la mano de De Paul y el árbitro uruguayo Matonte sancionó la pena máxima para los ecuatorianos. Pero la suerte estaba del lado argentino y la figura del Tri, Enner Valencia, estrelló su remate desde los 12 pasos en el palo.

Eso parecía ser un envión para los de Scaloni pero no fue así. El partido continuó siendo de hacha y tiza. A los 22’ Messi recibió en el área y probó con la derecha pero su remate fue a las manos del arquero. Los minutos trascurrían sin que pasara demasiado y cuando parecía que La Albiceleste se quedaba con todo, llegó un centro desde la derecha y el cabezazo de Rodríguez para estampar la igualdad. Doloroso por el momento pero justo por el desarrollo. Incluso antes del cierre Caicedo casi lo da vuelta pero pifió el cabezazo. Final del encuentro y a definir al primer semifinalista en los penales.

Y ahí, desde los 12 pasos, volvió a surgir el héroe de otras tantas batallas. Sí, el DIBU MARTÍNEZ. Así, en mayúscula. Porque volvió a ser figura. Porque paró dos penales. Porque salvó a Messi de su error. Porque evitó que Di María tuviera una despedida triste y sin jugar. Y porque volvió a ser decisivo para que Argentina festeje. Costó mucho pero vale. Argentina en semifinales. A esperar por Venezuela o Canadá. Y a seguir soñando que el bicampeonato de América es posible.