- Cultura, Noticias

ACERCA DEL DOLOR

En el transcurso de la vida, hay algo que le sucede a todo ser humano sea cual sea su edad o condición académica, cognitiva, social, cultural o espiritual: “el dolor”.

Está el que se presenta en el cuerpo físico a través de uno o más síntomas como consecuencia de una enfermedad de base o un accidente.

Después está el que es producto de lo anímico.

En este caso, hay varios motivos que producen la aflicción.

El que es “gatillado” por el temor a la muerte, ya sea por una enfermedad, un accidente o la intimidación de un tercero.

Hay un dolor que toda entidad humana ha pasado: la pérdida de un ser querido.

Otro tipo de dolor psíquico es el que se da como consecuencia de la traición de un íntimo: un pariente de sangre o un amigo.

Luego está el dolor que es producto de un amor no correspondido: a nivel de pareja o de alguien al que se tiene en alta estima para afianzar una amistad.

Por último, hay dos matices de un dolor.

En primer termino: el que deviene de una mala interpretación de una acción de una persona a la que se la tiene en alta estima y erróneamente se proyecta sobre ella algo que no tiene un correlato con la intención de ese “otro”.

Por otra parte, la contracara de lo anterior es cuando el dolor concuerda con lo que se ha supuesto.

Es ahí cuando el sufrimiento es exponencial, porque no solamente se ha perdido una ilusión sino también se confirma lo que parecía ser un prejuicio.

 Marcelo G. (Para lo periodístico: Margal: conductor y realizador del programa COMO PEZ EN EL AGUA,