- Internacionales, Noticias, Política

Lula Da Silva anunció la creación del Ministerio de Igualdad Racial y el de Pueblos Indígenas

Luego de su juramento como flamante presidente de la República Federativa del Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, emitió un segundo discurso antes sus seguidores en la explanada exterior del Palacio de Planalto, en Brasilia, donde anunció la creación del Ministerio de Igualdad Racial y la cartera de Pueblos Indígenas.

“Ganamos las elecciones para luchar contra la desigualdad y sus secuelas. Y éste será el gran distintivo de nuestro gobierno”, resumió ante miles de personas que lo vitoreaban en su asunción.

 De esta manera, el líder centroizquierdista apunta a conferirle una impronta de igualdad y diversidad social a su tercer mandato como máxima autoridad política del país vecino. 

“Es inaceptable que sigamos viviendo con prejuicios, discriminación y racismo. Somos un pueblo de muchos colores, y todos deberíamos tener los mismos derechos y oportunidades. Nadie será ciudadano de segunda clase, nadie tendrá más o menos apoyo del Estado, nadie se verá obligado a enfrentarse a más o menos obstáculos sólo por el color de su piel. Por eso estamos recreando el Ministerio de Igualdad Racial, para enterrar la trágica herencia de nuestro pasado esclavista”, expresó.

Creación del Ministerio de Igualdad Racial y de los Indígenas

En tanto, Lula Da Silva remarcó que “los pueblos indígenas necesitan tener sus tierras demarcadas y libres de las amenazas de actividades económicas ilegales y depredadoras”.

“Hay que preservar su cultura, respetar su dignidad y garantizar su sostenibilidad. No son obstáculos para el desarrollo: son guardianes de nuestros ríos y bosques, y una parte fundamental de nuestra grandeza como nación. Por eso creamos el Ministerio de Pueblos Indígenas, para combatir 500 años de desigualdad”, indicó.

Por último, también anunció el relanzamiento del Ministerio de la Mujer. “No podemos seguir viviendo con la odiosa opresión impuesta a las mujeres, sometidas a diario a la violencia en las calles y dentro de sus propios hogares”, manifestó.

Para el nuevo presidente de Brasil, es “inaceptable” que las mujeres “sigan percibiendo salarios inferiores a los de los hombres cuando desempeñan la misma función”.

“Deben ganar cada vez más espacio en los órganos de decisión de este país: en la política, en la economía, en todos los ámbitos estratégicos”, sostuvo.

“Las mujeres deben ser lo que quieran ser, deben estar donde quieran estar. Por eso recuperamos el Ministerio de la Mujer”, señaló.