- Noticias, Política, Región

“Hongo Negro” ya llegó al Uruguay

La mucormicosis se conoce con ese nombre, a la popular enfermedad llamada Hongo Negro, se comenzó a manifestar a panifestar en la India, en las últimas semanas se reportaron unos 9000 casos de pacientes que luego padecieron esta enfermedad.  En este país que lleva confirmados más de 26 millones de personas que dieron positivo al test del SARS-CoV-2, este hongo afecta a personas con el sistema inmunológico debilitado  y el covid deja espacio fértil para la  aparición de la mucormicosis.

En Uruguay  esta semana se  reportó   el primer caso  en una asamblea académica de medicina en Montevideo.

En la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la República, el infectólogo Henry Albornoz indicó que estaba atendiendo a un hombre menor de 50 años y con diabetes, que unos diez días posterior a la infección con el Covid-19 empezó a presentar necrosis (muerte del tejido) en la zona de las mucosas y que, mediante una prueba de laboratorio, se le confirmó que había

sido infectado también con el “hongo negro”.

La mucormicosis, aunque es rara, se ha reportado en pacientes con una diabetes descontrolada, en aquellos que están inmunodeprimidos, que transitaron una leucemia o un trasplante de médula ósea. “El hongo encuentra una lesión en los tejidos -por eso a veces invade el cuerpo de un quemado o un accidentado de tránsito- y empieza a avanzar matando el tejido” agredo Albornoz

Se desconoce si el caso reportado es el primero en Uruguay porque la mucormicosis no se informa como un hecho exclusivo. “lo importante no es la identificación de un caso, sino la advertencia de que el desgaste inmunitario que causa el Covid-19 puede dejar terreno fértil para otras infecciones” concluyo  el infectólogo.

Los hongos son uno de los reinos de la naturaleza. Los zigomicetos -la familia de hongos que causa esta infección conocida como mucormicosis- son abundantes en el ambiente. Son los que causan, por ejemplo, el moho negro sobre el pan, o esa coloración verdosa en los quesos que permanecieron descubiertos en la heladera por muchos días. Pero como dicen los infectólogos, para que se produzca la infección en un humano no basta solo con la presencia del hongo: tiene que haber condiciones