- Destacados, Locales, Noticias, noticias transito, Transito, Transporte

El transporte de Rosario, otra vez en la mira: advierten que empeoraron las frecuencias de los colectivos

Nuevamente el sistema de colectivos está en el ojo de la tormenta. Un informe del Observatorio Social del Transporte, a cargo de Carlos Fernández Priotti, y de la concejala Silvana Teisa mostró que las frecuencias empeoraron en los últimos meses. La comparación realizada entre abril de 2023 y agosto de 2022 arroja que actualmente el promedio de espera entre dos servicios de las líneas testeadas es de 14 minutos, una desmejora respecto del año pasado, cuando era de 12. Además, la mayoría de las líneas tienen peores rendimientos que en 2019.

El pasado 12 de abril entre las 14 y 19, el equipo del Observatorio Social del Transporte realizó una toma de frecuencias en la intersección de calles Santa Fe y Laprida sobre 20 líneas del Transporte Urbano de Pasajeros. En dicha esquina transitan la mayor cantidad de líneas que se mueven en Rosario. Los datos arrojaron números muy preocupantes para los pasajeros y pasajeras de la ciudad.

“En esta oportunidad corroboramos que, a diferencia de la medición realizada en agosto del año pasado, hubo un desmejoramiento notable. En el 2022 diez líneas superaron los treinta minutos de baches de espera y en esta oportunidad fueron veintisiete», apuntó la concejala del Partido justicialista Silvana Teisa.

Específicamente, son 20 líneas las que pasan por ese lugar dentro de su recorrido: 12 de Rosario Bus y 8 de Movi. Mientras, 13 de las 20 líneas registraron más tiempo de espera que antes de la pandemia.

Las líneas con mejores frecuencias fueron la 110 (7 minutos); 140 (9); 130 y 122 verde y roja (10). Todas mejoraron o sostuvieron las frecuencias del anterior estudio. En tanto, las peores fueron la 112 roja (53 minutos); 106 roja (32); 126 negra y roja, y 106 negra (27); y 112 negra (18). En el caso de la 126 (ambas banderas), la espera casi se duplicó respecto de la que tenían hace 3 años y medio (15 y 16).

El dato que enciende las alarmas lo dejó la línea 112 roja. “Es inadmisible que una persona tenga que esperar este tiempo luego de que se aceptó salir de la emergencia de transporte. Los pasajeros tienen una total incertidumbre de cuándo va a llegar el colectivo. Imagínense lo que tiene que esperar un trabajador en horario nocturno”, agregó la edila.

En referencia a la nueva aplicación Google Maps y la firma del convenio, la concejala comunicó que no funciona con exactitud. “El sistema está desincronizado y es caótico. Un ejemplo: de la línea 121, en un minuto, pasaron tres coches seguidos. Es una total desprolijidad el servicio y el Ejecutivo muestra un inmenso desinterés en resolverle la vida a los vecinos que eligen el transporte urbano de pasajeros para movilizarse», concluyó Teisa.